miércoles, 13 de enero de 2010

Algunas Características

Después de una visión general, se procederá a comentar otras características más concretas de SQL Server. Lo primero es apuntar que alberga numerosas opciones ligadas a la Inteligencia Empresarial, actuando por ejemplo como servidor de informes, permitiendo el uso de herramientas de administración, prestando analítica empresarial y de servicios, o incluyendo mecanismos de gestión ligados a la minería de datos y texto.

Si se menciona su escalabilidad, debe considerarse que cuenta con un tamaño virtualmente ilimitado cuando nos referimos a la base de datos, al igual que ocurre con muchas de las soluciones serias que se encuentran en el mercado dentro de este campo. Es completamente compatible con procesadores multinúcleo, por lo que podría hacer uso de un número de CPUs también ilimitado, virtualmente hablando. Esto se entiende por su compatibilidad con bases de datos a gran escala, el procesamiento paralelo de operaciones de indexación y la vista de estas, acorde con los grandes volúmenes de datos a tratar.

Una de las características más importantes para una base de datos cuando se manejan esas cantidades de datos tan importantes será poseer un elevado nivel de disponibilidad. SQL Server consigue este objetivo incluyendo soluciones de conmutación rápida por error y redireccionamiento automático del cliente, así como otros aspectos importantes como los cambios del sistema en línea, la organización en clústeres, la transmisión de registros de seguridad o las operaciones de indización, restauración y recuperación de la base de datos tras determinadas operaciones.

Si se hace referencia a la arquitectura de los datos que se tratan, cabe indicar que SQL Server hace uso del protocolo del nivel de aplicación TDS (Tabular Data Stream) para llevar a cabo la comunicación Cliente-Servidor sobre la base de datos. Este a su vez se implementará sobre distintos mecanismos de intercambio de información, ya sea mediante memoria compartida, haciendo uso de la red con TCP/IP, o en general a través de métodos de comunicación entre procesos (ICP).

En el apartado de seguridad, muchos de los aspectos que se tratan son también comunes en otros sistemas de gestión, como por ejemplo el cifrado de los datos y la administración de claves, o los procesos de auditoría, autenticación y autorización. Después también se implementan una serie de análisis de las prácticas más adecuadas y se realizan procesos de integración con herramientas de Microsoft para, por ejemplo, buscar vulnerabilidades comunes que puedan surgir en el sistema.

Además permite en las nuevas ediciones incorporar tipos de datos definidos por el usuario, especialmente útiles para almacenar archivos multimedia y grandes bloques de información, así como la creación de aplicaciones avanzadas de suscripción y publicación. Otro aspecto relativo a la programabilidad es que incluye soporte para la gestión de datos XML, sumados al tipo básico que impone el modelo relacional.

En las nuevas versiones se viene haciendo hincapié en la robustez y la escalabilidad de la plataforma y, como viene siendo habitual, también en los procesos de monitorización y gestión, algo que sin duda responde al intento de Microsoft de adaptar su producto a las demandas del mercado según las nuevas normativas y los modelos de trabajo vigentes. Sin duda las nuevas incorporaciones serán bien recibidas por los desarrolladores y ayudarán a facilitar su trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada